Make your own free website on Tripod.com


Mi Sangean ATS808 :-)


LA ESTACION DE RADIOESCUCHA

EL RECEPTOR EN DIEXISMO, ALGUNOS ASPECTOS.


Artículo de Jim Vastenhoud, extraído del folleto «Casi todo en DX» (Radio Nederland)


La elección de un receptor es de gran importancia para la afición. Los receptores de menor calidad presentan grandes inconvenientes para el diexismo: selectividad insuficiente, mala sensibilidad y escasa estabilidad. Selectividad es la capacidad del aparato para separar una pequeña porción del espectro de frecuencia. Buena selectividad permitirá recibir emisoras sin la interferencia causada por emisoras adyacentes. Esta es una de las características más importantes, puesto que el número de emisoras en las bandas de onda corta, es mucho mayor que el número que se pueden acomodar en ellas, lo cual siempre resulta en continuas interferencias entre las emisoras.

ALCANCE

La mayoría de los receptores domésticos de onda corta no tienen suficiente alcance. Las bandas de radiodifusión en la onda corta van de los 120 hasta los 11 metros, con las correspondientes frecuencias entre los 2,4 y los 26,5 megaherzios (MHz) Las bandas tropicales más usuales son las de 120,90 y 60 metros, (2,4; 3,2 y 5 MHz). La mayoría de los receptores de onda corta en las zonas templadas del globo van de los 49 a los 16 metros (5,9 a 18 MHz) aunque muchos no cubren las bandas de 49 - 25 metros (12 MHz). Esta limitación en el alcance del receptor puede afectar enormemente la libre elección de emisoras que usted podría sintonizar. Las condiciones naturales de propagación son las que influyen la elección de las frecuencias empleadas por las emisoras internacionales de onda corta y por lo tanto les aconsejamos seleccionar un receptor con una limitación superior de frecuencias en las bandas de onda corta en los 21,8 MHz (el limite superior de la banda de onda corta de 13 metros). El límite inferior depende de la situación local y regional en las bandas de la onda corta. En muchas regiones tropicales puede ser en los 2,4 o 3 MHz y en las zonas templadas en los 5,9 MHz. En algunas partes del globo, la banda de 75 metros (4 MHz) también se encuentra en uso. No obstante, esta es una banda muy angosta, lo cual limita su empleo (sólo permite muy pocas estaciones y es sólo para empleo regional) y por lo tanto poco popular entre los radioescuchas.

SELECTIVIDAD

Es cuestión de circuitos. Actualmente casi todos los receptores poseen un circuito de acuerdo con el principio «superheterodino» mediante el cual la selectividad es determinada por el número y las características de la etapa de frecuencia «intermedia» (RI) del receptor; es decir, varios circuitos que están sintonizados a la misma frecuencia fija. Cuanto mayor sea su número, tanto mejor es la capacidad del aparato para separar las emisoras. Lo mejor para el diexismo, es una selectividad variable, donde la banda de paso pueda limitarse, con objeto de separar una emisora de otra. Sin embargo, la calidad de sonido está llamada a sufrir con esto, porque también recortamos las frecuencias de audio más altas de la señal.

SENSIBILIDAD

También es cuestión de circuito, pero en un receptor actual de clase media ha dejado de ser un problema. La sensibilidad es la proporción de amplificación que un receptor puede admitir antes de ser ensordecido por su propio ruido y esto depende de la calidad de la etapa que sigue el circuito de antena. Antiguamente se creía que un pre-amplificador de R.F. (radio-frecuencia) representaba una gran ventaja para la sensibilidad de un receptor,pero esto ha dejado de considerarse así. La calidad de las etapas de entonces (fuera con válvulas o con transistores) es ahora tan buena que los aparatos producen muy poco ruido, por lo que la sensibilidad es suficiente en la mayoría de los casos. Sin embargo, un pre-amplificador de R.F. ofrece ciertas valiosas ventajas, que expondremos más adelante.

ESTABILIDAD

No es una propiedad que poseen muchos receptores. Por «estabilidad» se entiende la estabilidad eléctrica de los circuitos de modo que se les pueda sintonizar con precisión y facilidad. La inestabilidad de los circuitos del receptor se manifestará por una tendencia del receptor a separarse de la frecuencia en la cual está sintonizado. La importancia de una buena estabilidad aumenta cuando se sintonizan las frecuencias más altas. y alcanza su máxima importancia cuando se desea escuchar estaciones que emplean la SSB o BLU (Banda Lateral Unica), como por ejemplo los radioaficionados.

ENSANCHE DE BANDA

Aparte de estas características, el receptor del diexista debe por supuesto, ser adecuado para la recepción en onda corta. Cuanto más espacio del dial esté reservado para la onda corta, tanto más fácil será sintonizar estas bandas. Un inconveniente de la mayoría de los receptores domésticos, es que el circuito está concebido para la sintonización de la banda de radiodifusión standard (onda media) y que el mismo condensador de sintonización también sirve para la de onda corta. En dicho caso, puede cubrir un margen de frecuencias de unas tres veces la frecuencia más baja de la banda y así el margen «standard» de onda corta de casi todos los receptores se extiende de 6 a 18 MHz (de 49 a 16 metros) perdiéndose importantes bandas de radiodifusión por encima de la frecuencia de 18 MHz. Este margen puede ser suficiente para el funcionamiento corriente, pero le privará a usted de sus mejores capturas de aficionado. Por lo tanto el ensanche del margen entero de la onda corta sobre 2 o más bandas, «ensanche de banda» como se llama, es un tercer factor importante a ser tenido en cuenta cuando se vaya a elegir un receptor.

Hasta ahora hemos tratado solamente los receptores corrientes, ya sean modelos de mesa o portátiles, válvulas o a transistores. El diexista consumado deseará eventualmente un mejor receptor, un tipo que le ofrezca un buen ensanche de banda, una sintonización precisa. selectividad variable, circuitos adicionales para recibir otros tipos de emisión, un limitador de ruido, una posibilidad para desconectar su circuito de Control Automático de Ganancia (CAG) o cambiar las características de este circuito, circuito de adaptación de antena, estabilización por cristal, etc. Estos receptores son costosos, porque los gastos de producción son muy altos y el mercado esta formado únicamente por un pequeño círculo de compradores. Estos receptor de «comunicaciones» (caros) pueden ser de primera clase, pero uno debe saber elegir sin prisas. Hay que buscar siempre consejo de conocedores antes de tornar una decisión.


Botones de control del receptor

Cada receptor de radio esta equipado con un determinado número de botones, teclas o comandos. y posee un dial e incluso un indicador de fuerza de señal. Algunos de dichos botones o controles se explican por sí mismos: por ejemplo el botón del dial le sirve para buscar las estaciones, el botón de selección de longitud de onda le sirve para determinar la banda que quiere sintonizar, el control de volumen le permite determinar el nivel exacto del sonido - ¡nunca emplee un volumen muy alto escuchando la onda corta!. y los botones de agudos y bajos le sirven para dar brillo u opacar la señal recibida. No obstante, algunos otros botones de control tienen indicaciones que no son tan fáciles o claras, y muchos de ustedes se preguntarán para qué sirven dichos botones, y si son o no necesarios por lo general. Aquí queremos tratar dichos botones que usted puede encontrar en su receptor y que en realidad son necesarios y útiles para llevar adelante el hobby del diexismo.

  • El sintonizador de antena o «Antenna trimmer»

    Algunos receptores ofrecen la posibilidad de adaptar el circuito de entrada de la antena del receptor a una antena receptora de propiedades eléctricas. Ese control es llamado "antenna trimmer" o sintonizador de antena, y puede venir en el receptor en la forma de un pequeño botón en la parte delantera del receptor o en forma de tornillo en la parte posterior. Por lo general, el sintonizador de antena está ajustado sólo al tipo de antena conectada al receptor

  • Amplitud de banda, control de amplitud de banda.

    La amplitud de banda de un receptor (no tiene nada que ver con el ensanche de banda) es la banda de frecuencias, que después de haber sido seleccionada con el control de sintonización es ampliada por las etapas intermedias de frecuencia del receptor, es decir que todas las otras frecuencias son rechazadas y no pueden pasar esa etapa de amplificación. Por consiguiente, estas no alcanzan el parlante del receptor.

    Los aparatos antiguos pueden tener una amplitud de banda de 16KHz, y los tipos menos antiguos tienen una de 9kHz, aunque los receptores más modernos reducen su amplitud de banda a 6 e incluso 5 KHz. Y en vista de que la amplitud de banda es igual a dos veces el alcance del audio se puede decir que un receptor con amplitud de banda de 16 KHz pasa todas las frecuencias de audio hasta los 8 KHz lo cual resulta en una excelente calidad de sonido. Las amplitudes de banda más reducidas producen una menor fidelidad del sonido aunque tienen una mejor selectividad.

    Tipos anticuados de receptores vienen a veces equipados con un filtro de cristal. Ese es un filtro muy agudo que en realidad sólo es apropiado para las operaciones telegráficas, cuando se requiere una amplitud de banda muy estrecha para separar las estaciones. Otros tipos de receptores viejos están equipados con una variable amplitud de banda. En ese caso usted puede adaptar la selectividad para obtener un mejor rendimiento, ya sea una selectividad más aguda para eliminar otras estaciones o una buena fidelidad de sonido si no hay interferencias de canales adyacentes.

    El selector de amplitud de banda tiene por lo menos dos posiciones. Otro aditivo bastante útil es el así llamado filtro notch o filtro de muesca. Este es un filtro muy angosto y agudo el cual por lo general es síntonizable dentro de la banda de paso del receptor y es empleado para anular interferencias heterodinas las cuales se presentan cuando dos transmisores están operando en casi la misma frecuencia y son recibidos por lo tanto simultáneamente.

  • Control automático de ganancia, Control RF de ganancia.

    Cada receptor de radio viene equipado con un simple circuito llamado AGC (automatic gain control) o sea, control automático de ganancia. Este sirve para mantener constante el nivel de audio del receptor mientras se sintonizan las emisoras, a pesar de que las señales recibidas difieran enormemente en fuerza.

    Los receptores profesionales o semi-profesionales, lo mismo que los empleados por los radioaficionados vienen equipados a menudo con una palanca para apagar el circuito AGC. En tales casos, el nivel de la señal recibida deberá ser controlado manualmente empleando el control RF de ganancia, el cual en realidad regula la amplificación de la primera etapa, luego de que la señal penetre en el receptor.

    En algunas ocasiones el control RF de ganancia es empleado en combinación con un control automático de ganancia que no se puede desactivar para tratar a las señales demasiado fuertes o para la recepción de señales débiles en las cercanías de señales fuertes en la banda sintonizada. El control RF de ganancia es empleado para controlar o prevenir la modulación cruzada, que es cuando la señal fuerte que no se desea interfiere a la débil que se quiere sintonizar.

    En algunos receptores más sofisticados el AGC (a veces llamado AVC - Automatic Volume Control / control automático de volumen), puede ser adaptado para proporcionar el mejor rendimiento del aparato bajo las diversas condiciones de desvanecimientos. El selector AGC puede por lo tanto traer las posiciones de: fast-slow-off (rápido-lento-apagado). Algunos receptores, apropiados para la recepción de transmisiones en banda lateral única o SSB (por ejemplo para radioaficionados) tiene una base especial lateral AGC con un tiempo rápido de sintonización y un tiempo lento de desintonización para poder enfrentarse al problema de la sintonización de un control de voltaje de corriente continua de una señal de SSB o banda lateral única.

  • Limitadores de ruidos.

    Los así llamados limitadores de ruidos, a veces indicados corno ANL (Automatical Noise Limiter, limitador automático de ruidos) es por lo general un control que corta las interferencias locales que tengan un nivel mayor al del audio. En los limitadores de ruidos no automáticos, la eliminación de la interferencia deberá hacerse manualmente de acuerdo a la necesidad.

    Algunas veces el receptor trae un eliminador absoluto de ruidos. Este puede ser considerado como un eliminador ideal de interferencias. En ese caso, el ruido es eliminado inmediatamente que se presenta la interferencia local (causada por ejemplo por motores eléctricos o vehículos que pasan en ese momento). La eliminación del ruido se presenta en forma de «vacíos» apenas perceptibles al oído si son de corta duración.


Volver al inicio: La Estación DX | Página Principal

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidas a:

www.arieldx.com.ar © 2000-. Todos los derechos reservados :-)